Sábado 05.01.2019  19:30

Cafè Concentrado

Café Filosófico N° 943

La Razón

Adjuntamos unas citas para iniciar la reflexión.

“Razón, en filosofía, es la facultad o el proceso de extraer inferencias lógicas. El término "razón" también se utiliza en otros sentidos más estrechos. La razón se opone a la sensación, la percepción, el sentimiento, el deseo, como la facultad (cuya existencia niegan los empíricos) por la que se aprehenden intuitivamente las verdades fundamentales. Estas verdades fundamentales son las causas o "razones" de todos los hechos derivados. Según el filósofo alemán Immanuel Kant, la razón es el poder de sintetizar en unidad, mediante principios integrales, los conceptos que proporciona el intelecto. Esa razón que da principios a priori que Kant llama "razón pura", que se distingue de la razón práctica que tiene que ver con las acciones. En lógica formal, la derivación de inferencias, (frecuentemente llamada “racionalización” del latín “rationare” “para usar la facultad de razonar”) es clasificada desde Aristóteles como una facultad “deductiva” (de lo general a lo particular) e inductiva (de lo particular a lo general)

(Tomado de la Enciclopedia Britanica)

---------------------------------------

De acuerdo a Wilhem Leibniz en Monodologia:

“Nuestra razón está basada en dos grandes principios, aquel de la contradicción, en virtud del cual juzgamos aquello que involucre una contradicción como falso, y aquello que es opuesto, o contrario a la falso como verdadero.

Y aquella de razón suficiente, en virtud de lo cual consideramos que no podemos encontrar un hecho existente o aserción correcta, sin que haya una razón suficiente por la que es asi y no de otra manera, aunque la mayoría del tiempo hay razones que no pueden sernos conocidas (G VI, 612/L 646)

Cita tomada de la “Stanford Encyclopedia of philosophy”. Sobre el Principio de razón suficiente. Traducción de Mag Fil José G Maurtua)

---------------------------------------

“Todo nuestro conocimiento se inicia con los sentidos, procede de allí hacia el entendimiento y finaliza con la razón. Nada hay más elevado que la razón”. (…)

“El escepticismo es asi un lugar de descanso para la razón humana, donde puede reflexionar sobre sus andanzas dogmáticas y hacer un estudio de la región en la cual se encuentra ella misma, de manera tal que en el futuro pueda ella ser capaz de elegir su camino con mayor certeza. Pero no es un lugar de asentamiento permanente y de habitar permanente. Tal puede ser solo obtenido a través de una certeza perfecta en nuestro conocimiento, al igual que los objetos mismos y de los limites en los cuales nuestro conocimiento de los objetos está circunscrito” (…)

“Nuestra época es la época de la crítica, según la cual todo debe ser juzgado. La sacralidad de la religión y la autoridad de la legislación son por muchos, tomadas como suelos para la excepción del examen de este tribunal. Pero si ellas son exoneradas del examen y se vuelven sujeto de justa sospecha y no pueden clamar el sincero respeto que la razón dirige a aquello que se ha sometido a examen público y libre.”

KANT, Immanuel, Crítica de la razón pura.

---------------------------------------

“El peligro para el ejercicio libre de la razón: Cada palabra es un prejuicio.”

NIETZSCHE, Friedrich, Humano demasiado humano Aforismo 55

---------------------------------------

“Es verdad: amamos la vida, no porque estemos acostumbrados a la vida, sino porque estamos acostumbrados a amar.Siempre hay algo de locura en el amor. Pero siempre hay algo de razón en la locura.”

NIETZSCHE, Friedrich, Zarathustra I, Del leer y el escribir

---------------------------------------

“La "razón" es la causa de que falsifiquemos el testimonio de los sentidos. En tanto que los sentidos muestran el devenir, el pasar, el cambio, no mienten.... Pero Heráclito tiene toda la razón: el ser es una ficción vacía. El mundo "aparente" es el único: el "mundo real" es una mentira añadida...” (…)

“En el pasado, el cambio, la transformación, el devenir se tomaban como prueba de lo aparente, como una señal de que debe haber algo allí que nos engaña. Hoy por el contrario, en tanto que el prejuicio de la razón nos obliga, a partir de la unidad, la identidad, la duración, la sustancia, la causa, la materialidad, el ser, nos vemos hasta cierto punto enredados en el error, empujados necesariamente al error; (...) Esto no es diferente que el caso de los movimientos de la gran estrella: en ellos el error tiene a nuestro ojo como abogado defensor permanente, aquí tiene a nuestro lenguajecomo abogado defensor permanente. El lenguaje, de acuerdo a su origen, pertenece a la época de la forma más rudimentaria de la psicología: entramos en un grosero ser fetiche grosero cuando nos damos cuenta de los requisitos básicos de la metafísica del lenguaje, esto es, en alemán: la razón. Ésta ve en todas partes a perpetradores y haceres: Ésta cree en la voluntad como causa; ésta cree en el "yo", en el yo como ser, en el yo como sustancia y proyecta sobre todas las cosas, la creencia en la sustancia del yo - el término "cosa" recién lo crea con ella.... El ser es pensado en todas partes como causa, se le atribuye subrepticiamente; desde la concepción del "Yo", el término "ser" se sigue sólo como derivación.... Al principio está la gran fatalidad del error, de que la voluntad es algo, que es algo que tiene un efecto - que la voluntad es una facultad.... Hoy sabemos que es tan sólo una palabra.... Mucho más tarde, en un mundo mil veces más ilustrado, la certeza, la certeza subjetiva en el manejo de las categorías de la razón sorpresivamente llegó a la conciencia de los filósofos: concluyeron que éstas no podían provenir del ámbito de la experiencia sensible- porque se suponía que la experiencia sensible estaba en contradicción con las categorías de la razón. Y tanto en la India como en Grecia se dedujo el mismo error: "Debemos haber residido en algún mundo superior (- en vez de en uno mucho más inferior: ¡lo cuál habría sido la verdad!), ¡Debemos haber sido divinos, porque tenemos "razón"! De hecho, hasta ahora nada ha tenido una fuerza de persuasión más ingenua que el error de ser, tal como lo formulan, por ejemplo, los eleatas: ¡tiene cada palabra por sí misma, cada frase por sí misma de la que hablamos! - Incluso los opositores de los Elementos seguían sometidos a la seducción de su concepto de ser: Demócrito, entre otros, cuando inventó su átomo..... La "razón" en el lenguaje: ¡o qué tan vieja y engañadora mujer! Me temo que no podemos deshacernos de Dios porque todavía creemos en la gramática....”

NIETZSCHE, Friedrich, El crepúsculo de los ídolos. La razón en la filosofía. 2 y 5

---------------------------------------

“De la observación del estilo de los filósofos componemos cuadros fisionómicos en los que la razón ha ocultado aspectos de su propia esencia. “Ser racional” significa situarse en una peculiar relación, difícilmente feliz con lo sensible. El “se inteligente” traducido a la práctica significa “no te fies de tus impulsos”, “no obedezcas a tu cuerpo”, “aprende a dominarte”…comenzando por la propia sensibilidad. Sin embargo entendimiento y sensibilidad son inseparables”

SLOTERDIJK, Peter, Critica de la razon cinica. Introduccion